Técnicas básicas con los lápices pastel Pitt

Los lápices pastel Pitt, de mina pastel no grasa, los usan los artistas no solo como el complemento perfecto de las tizas pastel para dibujar pequeños detalles, sino también de manera independiente.
A muchos artistas les gustan las técnicas pastel y su versatilidad, pero no la suciedad en las manos ni el polvo de colores que las acompañan, por lo que optan por utilizar estos lápices especiales. Los lápices pastel Pitt gozan de una mina muy compacta y económica. Esta mina contiene niveles muy elevados de pigmento, por lo que los lápices son perfectos tanto para dibujar líneas como para sombrear, así como para fundir y para crear transiciones de color. La selección de colores de esta colección hace especial hincapié en tonalidades apagadas y tonos tierra, especialmente importantes en el dibujo con pasteles.
Los lápices pastel Pitt son ideales para dibujar líneas y para sombrear superficies, así como para pequeños dibujos con pastel y detalles. Son el complemento perfecto para las tizas pastel Polychromos. Los lápices pastel Pitt pueden difuminarse con los dedos, por lo que es necesaria una leve fijación.

Variaciones en la intensidad del color

El nivel de presión ejercida determinará la cantidad de pigmentación que depositan los lápices pastel en el papel. El artista dispone de un amplio espectro de posibilidades, desde líneas finas y suaves hasta llamativas manchas de color.

Fusión de colores

Esta técnica de fusión consiste en combinar un color más claro con uno más oscuro, para crear una nueva tonalidad. Las líneas se funden y se vuelven muy difusas, y, si se colorea repetidamente, pueden incluso desaparecer por completo.

Fusión de colores

Es posible transformar zonas de color adyacentes en potentes mezclas de color si se difuminan con el dedo. Las líneas permanecen visibles.

Intensificación

Se pueden crear zonas enteras de color mediante trazos individuales, que luego se fusionarán con delicadeza frotándolos con suavidad con la palma de la mano.
De esta forma es posible lograr distintos matices de expresión.

Transiciones

Es fácil difuminar líneas o áreas de color adyacentes con el dedo para crear un bloque distintivo con una suave transición del color. Cuanto más se colorea una zona, mayor es la intensidad del color.

Pintura con pincel

Para crear zonas de color uniformes, pinta sobre los trazos dibujados con los lápices pastel Pitt usando un pincel y aceite de parafina (o aceite alimentario o cosmético).

Correcciones

Es posible borrar por completo el color de los tipos de papel más firmes y suaves con un borrador de vinilo. Si se frota ligeramente con una goma de borrar artística, se aclaran los colores.

Fijación

Todo proceso de fijación altera la intensidad de los colores pastel. Los lápices pastel Pitt se adhieren bien a la superficie del papel, por lo que solo es necesaria una leve fijación con aerosol fijador.